Entrevista Javier Cianca

Hoy traemos hasta esta sección de entrevistas llamada Campeones de la diversión a Javier Cianca, jugador que disfruta, no solo jugando al golf, sino organizando de forma desinteresada y por hobby torneos de golf.

Desde HOYO 19 CANTABRIA, felicitamos a este campeón por que disfruta y hace disfrutar a los demás de este bello deporte.

¿Cuántos años llevas jugando al golf y como empezaste a practicarlo?

Llevo jugando golf 19 años. Fue gracias a mi amigo Paco Otero que me animaba a practicar desde 2 ó 3 años antes y cuando mi suegro se jubila me comenta un día que le llama la atención eso del golf. Se me ocurre llevarle a que conozca a Paco con intención de dejarlo allí y me quedé. Me enganchó desde la primera bola que intenté dar, que no lo conseguí por cierto. Éramos un grupo de amigos y dábamos bolas en un prado en Portio ( Liencres).

¿Qué hándicap tienes en la actualidad?

12.6

¿En qué campos juegas habitualmente?

Después de estar abonado en Abra del Pas 11 años, llevo ya 5 que juego donde cuadre. Es una forma de conocer todos los campos. En principio resulta más caro que abonarte a un campo pero yo juego poco y me resulta mucho más atractivo.

¿Has hecho algún hoyo en uno? Descríbelo.

No, pero debo dar suerte. En mi partida se han hecho varios. El último Chuchi “el pesca” en el hoyo 9 de Oyambre hace unos días. Pagó las cañas de rigor claro, jeje...

¿Cuáles de los campos que has jugado te ha gustado más?

Golf del Sur y Amarilla golf en Tenerife, Vista Hermosa en Puerto Santamaría, Montecastillo en Jerez, Izki, Meis, Larrabea, Pedreña, Lerma, Saldaña... Mis amigos me vacilan porque a mi me gustan todos...

¿En qué campo del mundo te gustaría jugar?

San Andrews y Augusta. Supongo que como el 90% de los amateurs de todo el mundo.

¿Con qué otros tres jugadores, jugarías tu partido ideal?

Arnold Palmer, Jack Nicklaus y Gary Player. Bueno, sueños aparte, con tres amigos. Pero he jugado con una pareja inglesa y un alemán en Tenerife y también he disfrutado mucho. Una de las muchas cosas positivas que tiene el golf es que puedes jugar incluso solo y sigue siendo apasionante y todavía competitivo. Esto es algo que no se concibe casi en ningún otro deporte y que no se entiende habitualmente por la gente “de a pie”.

¿A qué jugador admiras?

Seve. No solo por cómo jugaba si no por cómo sentía el golf. No debemos olvidar que somos varios cientos de miles de europeos los que jugamos golf gracias a él. Tanto por su peculiar forma de ganar como por su lucha en favor de la construcción de campos públicos, no olvidando nunca sus orígenes.

¿Qué te parece la situación actual del golf en Cantabria y qué cambiarías si pudieses?

Tenemos muchos y bonitos campos en Cantabria. Desde mi punto de vista infrautilizados la mayoría. Aún no se han enterado algunos que el golf ya no es elitista. Salvo unos pocos campos que quieren continuar siendo clasistas y se lo pueden permitir. Hoy somos muchos los que practicamos este bonito juego y los campos públicos deben adaptarse a los tiempos que corren y atender a los jugadores y atraer a los futuros jugadores y en algunos casos los asustan para que no vuelvan.

Te gusta, como hobby, organizar temas relacionados con el golf. ¿Qué has organizado hasta ahora y que piensas organizar en el futuro?

El pasado año organicé, con el respaldo del club de golf Torrelavega, una liga por seis campos de Cantabria y Asturias. Para que te hagas una idea jugar seis campos y comer el último dia todos juntos costó 100 €. Si, se puede…

Para este año el propósito es ampliar a 8 campos y lógicamente algo subirá el coste. Además 8 amigos, aunque acabaremos siendo 12 en un futuro, vamos a jugar una “Ryder cup” contra un grupo igual en Galicia. En Septiembre vamos a Pontevedra nosotros y para el 2015 son ellos los que vienen a Cantabria. Este es un proyecto muy bonito que llevo “maquinando” 3 ó 4 años y que me hace mucha ilusión porque con el paso de unos pocos años se creará un “pique” muy bonito. Los años pares viajamos nosotros y los impares ellos. Otras veces he organizado jugar y comer grupos de hasta 30 personas...

Siempre estoy metido en algún “fregao”